Las formas para las uñas


Unas uñas bonitas dependen de su propia salud, de sus cuidados y de cómo las pintamos, pero además también de la forma que les damos.

Algunas mujeres todavía liman las uñas con la tradicional forma redondeada algo indefinida por desconocimiento de otras técnicas o simplemente por costumbre. ¿Quieres hacer un cambio? Echa un vistazo a las diferentes posibilidades y escoge aquella que más te gusta o la que mejor te siente.

– Uñas cuadradas: Se caracterizan por sus formas rectas en la parte superior y en los extremos, sin curva alguna. Además de ser las más elegantes de todas son también muy cómodas y prácticas, pues pueden llevarse tanto con las uñas cortitas como largas. Este estilo está bastante de moda, especialmente si lo combinas con la manicura francesa.

– Uñas ovaladas o redondeadas: Es la forma más tradicional, la que nunca pasa de moda. Prácticas y elegantes, se adaptan a la forma natural de la uña precisando unos cuidados mínimos que consisten en mantenerlas limpias y limarlas de vez en cuando para mantener su forma.

– Uñas en punta: Su forma de lanza es un tanto psicodélica, por lo que es un estilo recomendable para las mujeres más transgresoras y misteriosas (pues se asocia a las vampiresas de las películas antiguas). A diferencia de las anteriores, estas uñas no son demasiado útiles por dos motivos: en primer lugar porque su extraña forma puede ser incómoda para la realización de las tareas diarias y, en segundo lugar, porque son bastante difíciles de mantener puesto que su forma exige que sean limadas a diario para estar perfectas.

Si quieres ir a la moda, sin duda deberás elegir una de las dos primeras formas y pintarlas con los esmaltes de tendencia cada temporada o con aquellas lacas de uñas que te sientan mejor.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *