Los mejores y los peores métodos para depilarse los brazos


Ayer quisimos responder a una pregunta bastante frecuente entre las mujeres: ¿Es necesario depilarse los brazos? Pues bien, si después de leer el artículo te ha quedado claro que debes hacerlo, lo mejor es que busques el mejor método para llevar a cabo la eliminación del vello de esta parte del cuerpo, ¿no crees?

Por eso, en Maquilladas vamos a hablarte de cuáles son los mejores y los peores métodos para depilarte los brazos. Eso sí, es importante que estés muy segura de querer hacerlo, porque después no habrá marcha atrás. Además, piensa que si no es del todo necesario, siempre puedes recurrir a la decoloración. ¿Estás preparada? ¡Pues allá vamos!

Los mejores métodos para depilarse los brazos

Uno de los métodos más recomendaos para depilar los brazos es la cera depilatoria. Además de ser bastante económico y de ofrecer resultados efectivos a largo plazo, resulta muy práctico. Eso sí, lo mejor es que utilices cera fría o tibia.


También es recomendable la depilación láser, que ataca los folículos pilosos con altas temperaturas. Con esta técnica puede conseguirse una notable reducción de la cantidad total de pelos en los brazos, aunque no es muy económica.

Los peores métodos para depilarse los brazos

Por otro lado, no te recomendamos en absoluto que optes por afeitarte los brazos, a pesar de que sea uno de los métodos más rápidos para eliminar los pelos no deseados. No solo se trata de un método poco duradero, sino que hará que el vello crezca más oscuro y fuerte, lo que aumentará aún más el problema.


Tampoco son aconsejables las cremas depilatorias, que eliminan los pelos por una acción abrasiva. También se trata de una solución temporal y, además, no está recomendado para personas con la piel muy sensible o que puedan ser alérgicas a los ingredientes de la crema.

Por último, la depilación por electrólisis no está recomendada para los brazos, ya que puede ser bastante costosa y dolorosa.

2 comentarios

  1. Peliagudo tema, depilarse los brazos. Si no es muy necesario, mejor no hacerlo o darle al laser, aunque haya que ahorrar un poquito para poder pagarlo. Si no se hace así, es una esclavitud permanente, que puede acabar irritando la zona y provocando picores constantes. Los brazos, mejor no tocarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *