Broncear el cuerpo para Fin de Año


Llegadas estas fechas lo más probable es que ya estés ultimando los detalles para tu arreglo personal para la noche de Fin de Año, una noche muy especial sobre la que hemos venido tratando los últimos días con la intención de ayudarte a que todo salga como esperabas. Maquillaje, peluquería, pedicura, manicura… todos ellos son aspectos que debes tener en cuenta para Nochevieja, pero no por ello vamos a dejar de hablar también del cuidado que necesita tu piel para lucir como nunca.

A pesar de que en Fin de Año las temperaturas son muy bajas, lo más habitual es acudir a fiestas y cotillones donde lucimos nuestras mejores galas que, por lo general, suelen tener escote, tirantes y/o la espalda bastante desnuda. Estos vestidos son muy elegantes y favorecedores, pero resultan mucho más atractivos si los luces con un poquito de color en la piel.

A estas alturas del año ya no se ve bonito ni natural un cuerpo totalmente bronceado, pero sí que es verdad que matar el blanco nuclear ayuda mucho a la hora de verte más favorecida. En este sentido, lo más habitual es recurrir a los autobronceadores, una opción cada vez más utilizada y que te ofrece diversas técnicas para llevarla a cabo, dependiendo también de la zona que vayas a enseñar.

Si tu área es tan sólo el escote, será suficiente con una crema o toallitas autobronceadoras, si vas a enseñar mucho más cuerpo es preferible que te realices 2 ó 3 sesiones de solárium o que encuentres un establecimiento donde apliquen autobronceador con pistola, uno de los métodos más rápidos y que te ofrecen un resultado inigualable en uniformidad del tono. Sea como fuere, recuerda que el tono luce más homogéneo si primero te realizas una correcta exfoliación corporal.

2 comentarios

  1. Hola, Gabbi: los precios de cada sesión de bronceado con pistola (o con pulverizador) pueden variar mucho dependiendo del establecimiento y de su situación geográfica. No dudes en preguntar los precios si encuentras algún salón que trabaje con estas técnicas, ya que a veces puedes sorprenderte positivamente y comprobar que no es tan elevado como suponías de antemano. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *