Métodos caseros y profesionales para prolongar el bronceado


A punto de finalizar el mes de septiembre son muchas las mujeres que quieren seguir arañando unos poquitos rayos de sol y así mantener el buen tono que han cogido durante el verano. Lo que ocurre es que el clima no siempre acompaña de manera continuada, así como diferentes obligaciones tampoco nos permiten disfrutar de esos rayitos siempre que salen. Por eso hoy veremos algunos métodos caseros y profesionales para prolongar el bronceado.

Si bien es cierto que conviene realizarse una exhaustiva exfoliación con la llegada del otoño, también es verdad que podemos posponerla hasta bien entrado el mes de octubre. De este modo evitarás eliminar por completo el moreno, aunque sí que te vendría bien utilizar algún gel de ducha con partículas exfoliantes para evitar las manchas que va dejando la pérdida de color.

Aunque no vayas a la playa, sigue utilizando aftersun después de cada ducha diaria, es un producto que ayuda a conservar el bronceado; a continuación puedes aplicarte una crema autobronceadora muy ligerita, que se confunda con tu color y que no deje las marcas que suele dejar en primavera cuando estamos tan blanquitas. Si tienes alguna salida nocturna, aplícate una hidratante irisada, no da color pero sus partículas brillantes harán que tu moreno se intensifique al verse toda la piel satinada.

A la hora de maquillarte, recurre a los polvos de sol, son los mejores para seguir pronunciando el efecto bronceado, y como ya estás morenita no se notarán tanto, eso sí, aplícalos de manera discreta y natural. Si aún así no te parece suficiente y necesitas prolongar el bronceado unos días más por acudir algún evento concreto, puedes mantenerlo con una sesión semanal de solárium o de bronceado con pulverizador, así como también con cápsulas bronceadoras de consumo oral, que sirven para activar la melanina tanto antes como después del verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *