Mantener el bronceado en otoño


A no ser que vivas en las Islas Afortunadas, seguro que padeces un largo invierno, gris y lluvioso, y estás deseando que llegue por fin el verano, el calor, el sol que hace esos días más largos y que, entre otras cosas, te permitirá lucir bronceado; y después de tanta espera, este tiempo estival pasa volando y cuando te das cuenta, ¡zas!, el otoño amenaza con llegar temprano. Pero bueno, si has podido disfrutar de unos diítas de sol y poner tu piel algo morenita, vamos a ver cómo podemos conseguir mantener el bronceado en otoño, y así poder seguir luciendo ese tono tan favorecedor.

En primer lugar, es muy importante que los meses de sol te habitúes a utilizar a diario un after-sun después de la ducha, ya que este producto no sólo calma y alivia tu piel en el momento posterior a los baños solares, sino que su fórmula está enriquecida con unas partículas que te ayudan a conservar el bronceado, de ahí que no sólo se recomiende su uso estrictamente al regreso de la playa.

Del mismo modo, cada vez son más las marcas de cosmética que sacan al mercado cremas hidratantes, tanto faciales como corporales, que te ayudan en esta tarea, ya que, por un lado, las hay autobronceadoras intensivas, que no te dan un color real pero sí que te facilitan el subir un poco el tono de tu piel y, por otro lado, también las hay que incluyen en sus fórmulas unos activadores de brillo, gracias a los cuales le proporcionan a tu piel un toque radiante, que siempre ayuda a que la apariencia sea de bronceado.

En cuanto a la alimentación, procura incorporar a tu dieta, durante todo el año, alimentos ricos en hierro, que es el encargado de la producción de la hemoglobina (que favorece el tono de la piel), y que podrás encontrarlo, entre otros, en verduras verdes, cereales y pescados.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *