Aprende a ondularte el cabello con rulos

Los rulos son perfectos para conseguir algunos de los peinados más elegantes, aunque muchas de nosotras ya preferimos utilizar la plancha o los cepillos onduladores para el cabello principalmente porque desconocemos el uso de esta tradicional técnica que fue utilizada por nuestras madres y abuelas para presumir de preciosas melenas onduladas.

No seas pesimista antes de tiempo, porque ponerte los rulos no tiene por qué ser tan complicado como crees. Si quieres aprender cómo hacerlo, presta atención a estos consejos.

Lo primero es dividir todo tu pelo en tres franjas en vertical, poniendo algunas pinzas para delimitar las separaciones. De cada una de ellas deberás dividir tres o cuatro partes más en horizontal en función del número de rizos aproximados que quieras o del tamaño que te gustaría para estos. Si eres novata, lo mejor es que te olvides de las divisiones perfectas y lo hagas de forma aleatoria.

Ten en cuenta que la amplitud para cada uno de ellos no debe ser superior al tamaño del rulo, pues sino el pelo acabará cayéndose y quedarán mechones sin ondular.

Con cada uno de los mechones (pelo húmedo) que separes deberás seguir el siguiente procedimiento:

1. Escoge siempre una sola dirección para tus rulos, hacia adentro o hacia afuera. Estira el cabello con el cepillo y enróllalo comenzando por las puntas hasta llegar a la raíz. Si la intención es ondular más bien la parte inferior de la melena, no hagas los rulos hasta la raíz en las zonas superiores.

2. Si utilizas los rulos tradicionales debes ponerlos con el pelo húmedo y retirarlos una vez el pelo se haya secado por completo.

3. Retira los rulos cuidadosamente y sin dar estirones que estopeen tu cabello. Ahora deberás determinar, en función de los resultados obtenidos y del estilo que quieres llevar, si debes peinar el pelo simplemente con los dedos o si quieres cepillarlo, así como si es necesario el uso de algunos productos de fijación.

Si quieres un estilo ondulado muy natural, peina el cabello con los dedos (poco a poco irá bajando el volumen) y utiliza un poco de laca de efecto muy natural.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *