Verdades y mentiras sobre el champú


Al igual que ocurre con otros productos de belleza y de cuidado personal, existen muchos mitos sobre el champú. Y es que desde que existe, hemos podido ver un montón de anuncios en televisión y hemos escuchado un montón de rumores y opiniones contradictorias. Todo ello ha provocado que en la actualidad existan algunos mitos sobre este producto básico en el cuidado del cabello.

Cuanto más espuma mejor, utilizar el champú cada día es perjudicial, es necesario realizar dos lavados seguidos… Éstas son algunas de las mentiras sobre el champú que pueden escucharse continuamente. Para ponerle fin a estos y otros mitos, vamos a aclararte las verdades y las mentiras que se cuentan sobre el champú. ¿Preparada?

Cuanta más espuma, mejor

Seguro que alguna vez has escuchado que es mejor que haya más espuma al lavarte el cabello, pero esto no es cierto. Lo mejor es tener una cantidad moderada de espuma que lubrique el pelo y el cuero cabelludo.

Usar champú todos los días daña el cabello

Muchas personas creen que lavarse el pelo todos los días daña el cabello, pero esto no es del todo cierto. Lo que ocurre es que la fibra capital está rodeada de una película hidrolopídica y, si lavas tu melena a diario, destruyes esta capa, por lo que estará menos protegido de agresiones exteriores.

Realizar dos lavados

Tampoco es verdad que se deban realizar dos lavados seguidos sistemáticamente. Depende del estado de limpieza de tu cabello.

Verdades sobre el champú

Hay algunas afirmaciones sobre este producto que sí son ciertas. Por ejemplo, es verdad que se debe cambiar a menudo de champú. En realidad, es buena idea disponer de dos champús para poder alternar dependiendo del estado del cabello. También es cierto que se debe masajear el cuero cabelludo al aplicar el champú, ya que este gesto permite favorecer la circulación sanguínea, se despegan las raíces y el cabello luce más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *