Cómo lavar el pelo con raíz grasa y puntas secas

pelo-graso
Siempre que se habla de cuidados para el cabello, se tiende a clasificar el pelo en tres grandes grupos: normal, graso o seco. Sin embargo, hay personas que tienen una combinación de varios de ellos, siendo habitual que, por ejemplo, en las raíces haya una mayor cantidad de grasa, mientras que las puntas están secas. En general, quien tiene este tipo de cabello suele recurrir a lavar el pelo con varios champús, aunque en la actualidad han surgido productos específicos para solucionar este problema. No obstante, es un remedio que no siempre va bien a todas las mujeres. Entonces, ¿qué se puede hacer?

Cuidados

El mejor champú que se puede elegir para tratar este tipo de cabello y lavarlo adecuadamente es optar por uno que reduzca el exceso de grasa de las raíces, pero que también aporte nutrición y repare las puntas.

Este tipo de productos se encuentran fácilmente en el mercado, aunque todavía es cierto que son escasos. Además, en ocasiones, el inconveniente está en que no terminan de solucionar el problema. Es entonces cuando hay que utilizar una alternativa.

Y la mejor solución es utilizar un champú neutro para lavar el cuero cabelludo, pero también es fundamental hacer tras cada lavado una mascarilla o bien emplear un acondicionador, que sea hidratante.

pelo-graso
Tanto la mascarilla como el acondicionador solo se deben aplicar en una parte del cabello, es decir, de la mitad hacia las puntas del pelo para no engrasar más la raíz.

Malos hábitos

Cuando se tienen las raíces grasas y las puntas secas, lo que nunca debe hacerse es elegir un champú para el pelo graso, ya que agravará el problema de las puntas, aportándoles una mayor sequedad.

Además, no es bueno elegir un champú que sea para pelo seco porque entonces lo que sucederá es que se acentuará el problema de la grasa en el cabello.

Tampoco beneficia lavarse el pelo con agua caliente porque se estimula la producción de grasa. Siempre que se pueda es mejor optar por el agua tibia o bien la fría.

En el caso de que vayas a secarte el pelo con un secador, emplea siempre una baja temperatura y no lo aproximes demasiado al cabello. La mejor opción, siempre que puedas, es dejarlo secar al aire libre.

Artículos relacionados:

Cuidados especiales para el pelo graso

Pelo seco y castigado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *