Puntas sanas para un cabello perfecto


Son varios los factores que dejan un aspecto seco y feo a las puntas de nuestro cabello, entre ellos los ingredientes químicos procedentes de los productos para el cabello, la falta de nutrientes o el calor.

Al final, las puntas se resecan al máximo hasta abrirse, y tu pelo te suplica que le prestes un poco más de atención. Empieza por conocer tu problema y cambiar tus hábitos y el aspecto de tus puntas mejorará notablemente.

Cuando las puntas están ‘florecidas’ o abiertas ya no hay ninguna solución milagrosa más que ir a la peluquería y cortarlas pasra revitalizar el cabello. En general este problema está causado por la sequedad del ambiente y el calor de secadores o planchas que lo queman, por lo que a partir de ahora debes cuidarlas más para mantenerlas sanas durante más tiempo: lo conseguirás hidratándolas con cremas, acondicionadores o protectores específicos e intentando utilizar el secador lo mínimo posible.

Las puntas claras también son la prueba de que algo no va bien en nuestro cabello, y suelen aclararse por las fuertes permanentes, tintes o otros tratamientos no naturales que lo han quemado, por lo que la solución es la misma que la anterior: cortar y cortar.

La sequedad en las puntas y las raíces grasas denotan que las secreción del cuero cabelludo llega sólo a la raíz del cabello pero no hasta las puntas. Este problema se da sobre todo en los cabellos más largos y a diferencia de los anteriores sí que tiene una solución, que es cepillar varias veces al día el cabello y acudir a tu experto para que te recomiende cuál es el mejor producto o tratamiento para tu caso en concreto.

Recuerda que el calor, la edad y utilizar productos inadecuados son algunos de los factores que más afectan a la salud del cabello, especialmente a aquellas mujeres con el pelo fino, largo o simplemente a las de más edad, pues con el tiempo se vuelve más fino y frágil.

Siempre puedes utilizar productos que protejan a tu cabello de las agresiones externas, pero lo mejor es que simplemente evites todo aquello que puede perjudicarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *