Otros usos del ácido hialurónico que quizá no conozcas

acido-hialuronico
El ácido hiaulónico es muy conocido por su efecto para corregir las líneas de expresión. Esta utilidad no es la única que tiene porque también se puede emplear para corregir o mejorar otras partes del cuerpo, más allá del rostro. Son aplicaciones que, quizá, son menos conocidas, pero que bien merece la pena conocer porque se consiguen igualmente buenos resultados. ¿Y qué más puede hacer el ácido hialurónico? Aquí te damos todas las claves.

Escote

El ácido hialurónico también puede emplearse en el escote. En esta zona se utiliza para rellenar los surcos que aparecen a través de infiltraciones. De este modo, es posible acabar con las arrugas verticales del escote, que suelen aparecer por el envejecimiento o por un exceso de sol. Con este sistema, se consigue recuperar la elasticidad de la piel y lucir un escote mucho más firme.

Pómulos

El relleno con infiltraciones de ácido hialurónico igualmente es útil para la zona de los pómulos para evitar el descolgamiento de la piel, que se produce con el paso de los años. Con este sistema, se logra una mayor proyección de los pómulos, aparte de rejuvenecer las facciones.

Boca

La boca es otra de las zonas en las que se emplea el ácido hialurónico para mejorar el código de barras, es decir esas arruguitas que aparecen en el contorno de los labios. El resultado de su utilización es unos bordes más definidos. No obstante, también se pueden corregir asimetrías o dar volumen a los labios.

acido-hialuronico

Manos

Las manos son otra de las zonas en las que se usa este producto. En este caso, su infiltración permite rehidratar el tejido. Esto ayuda a disimular las venas muy pronunciadas, además de recuperar el volumen de las manos que son muy huesudas. En todo caso, el efecto que se consigue siempre es rejuvenecedor.

Zona íntima

El ácido hialurónico también se emplea en la zona íntima de la mujer que, con el paso de los años, va perdiendo la lubricación natural de la vagina, aparte de irse reduciendo el volumen de los labios mayores. Esto puede producir algunas molestias en el día a día e, incluso, cuando se mantienen relaciones sexuales. Con el ácido hialurónico, se consigue devolver el confort a esta zona, contribuyendo a evitar estos problemas.

Artículos relacionados:

Ácido hialurónico: ¿cuándo tengo que empezar a utilizarlo?

Todo lo que el ácido hialurónico puede hacer en tus labios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.