Las necesidades de la piel a los 50 años

piel-madura
Las necesidades de la piel varían con el paso de los años. Y es que no es lo mismo una piel joven y adolescente que una piel que va comenzando a entrar en la etapa madura. Las necesidades tampoco son iguales cuando se cumplen los 50 años. Y es que, en estos casos, se debe prestar especial atención a una serie de factores que no siempre están relacionados con los tratamientos y las cremas.

Cambio

A partir de los de los 50 años, las hormonas empiezan a jugar un papel muy importante. Y es que se producen algunas alteraciones, que son cruciales para la piel.

Entre los principales cambios, está el descenso de los niveles de estrógenos, lo que hace que la el cutis se vuelva más seco y también más sensible.

Soluciones

Para acabar con estos problemas propios de la edad y que están originados principalmente por las hormonas, es importante elegir bien los cosméticos que se van a utilizar, así como la hora en la que se aplicarán sobre la piel.

piel-madura
Y una de estas claves pasa por la nutrición. De esta manera, siempre es conveniente apostar por cremas que estén reforzadas con péptidos y también con ácido hialurónico para rehidratar la piel y que esté mucho más tersa.

Activos

Además, ante esta mayor sensibilidad de la piel, es importante elegir cremas que no sean muy abrasivas, sino que contengan activos suaves. Entre las opciones más indicadas, están por ejemplo las aguas termales que además tiene la característica de calmar la piel.

Pero también hay que optar por otro tipo de cosméticos que incorporen activos como la manteca de karité o el bisabolol, que son muy efectivos, aparte de tener propiedades calmantes como las aguas termales.

La textura de los cosméticos es también especialmente importante, siendo preferible elegir todas aquellas que sean regeneradoras y confortables. Una buena opción es el aceite facial.

Artículos relacionados:

El ABC de las vitaminas para una piel joven

Tres consejos súper fáciles para maquillar la piel sensible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *