Eliminar las bolsas de los párpados


Dicen que los ojos son el espejo del alma, un espejo muy particular en el que muchas personas solo ven reflejado el cansancio y el paso del tiempo. Patas de gallo, ojeras y bolsas son las culpables de que nuestro aspecto aparezca mucho más deslucido y envejecido. Un aspecto que para unas mujeres es transitorio y para otras se convierte en algo crónico que llegan a considerar un problema.

Pensando en ofrecer una solución muy satisfactoria, especialmente en los casos crónicos, la cirugía médico-estética pone a tu servicio un exitoso tratamiento que acabará con ese problema. La blefaroplastia es una sencilla intervención que eliminará por completo las bolsas palpebrales tanto inferiores como superiores. Esto no modificará en nada tu expresión ni tus rasgos, pero sí que te permitirá lucir un aspecto infinitamente descansado y rejuvenecido. Todo un hito que se ha convertido en uno de los tratamientos más demandados en las clínicas especializadas.

La blefaroplastia puede realizarse sola o como complemento de otras intervenciones faciales, generalmente lifting. Consiste en realizar una pequeña incisión que facilite la extirpación de las bolsas adiposas y también la resección del excedente cutáneo. Estas incisiones se llevan a cabo en pliegues naturales del párpado y se completan con una micro-sutura, por lo que la milimétrica cicatriz es prácticamente imperceptible. La apariencia inmediata será la de edemas alrededor de la zona ocular, lo que todos conocemos como moratones, pero es una consecuencia lógica de la intervención y desaparecerán en pocos días.

Si quieres ocultar este aspecto podrás hacerlo bajo unas gafas oscuras, ya que no podrás maquillarte hasta que hayan transcurrido un par de semanas. Otra medida de precaución y muy importante es no podrás tomar el sol en exposición directa hasta pasados dos o tres meses. Por este motivo muchas personas deciden eliminar las bolsas de los párpados en otoño, ya que tienen mucho tiempo por delante para volver a estar al sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *