Elegir las pinzas de depilar


De todas las rutinas de belleza, la depilación es una de las que, sí o sí, tienes que retocar más a menudo si lo que quieres es mostrar tu piel limpia de pelitos y que luzca más femenina y cuidada. En la actualidad, hay diversos métodos de depilación, tanto facial como corporal, y que se van adaptando mejor a las necesidades específicas de cada una de nosotras.

Pero si algo tienen todas en común es un elemento imprescindible en tu tocador: la pinza de depilar, ya que, sea cual sea el método que hayas elegido, siempre queda algún pelito al que tendrás que ayudar para ser extraído. Además, las pinzas son ideales para realizarse pequeños retoques, ya que no todo el vello nace al mismo tiempo, así que los primeros en aparecer, siempre podrás eliminarlos con pinza antes de volver a depilarte.

Las pinzas de depilar no son para mí sólo un imprescindible en mi kit de belleza (junto con el espejo de aumento), sino que es uno de los accesorios en los que no escatimo y siempre recomiendo su adquisición en centros especializados, y no en bazares, puesto que deben cumplir una normativa que va más allá de su eficacia, puesto que puede interferir en tu higiene y salud si se va oxidando o decapando sin que tú lo percibas.

Por ello es esencial que sean de materiales inoxidables y, en cuanto a su forma, hay varias disposiciones, puesto que las podrás encontrar completamente planas, semicurvas, o curvas. Así como el filo podrá ser en línea recta o diagonal, y de diferentes grosores. En este sentido, a mí me gusta más una pinza que sea algo curva, puesto que hace una función de gancho sobre el pelito e impide que se escape en el tirón.

Su mantenimiento es importante y muy sencillo, puesto que bastará con que les des un chorrito de alcohol medicinal después de cada uso y así desinfectarlas. Aprovecho para desmitificar el daño que produce la pinza, puesto que sólo es cuestión de técnica: con dos dedos de la mano inversa a la de la pinza, realiza una presión a la vez que los separas dejando en medio el pelito que vas a extraer. Verás como así no duele nada.

2 comentarios

  1. hola mi nombre es maria y mi problema es que un dia me depile con un rastrillo pero aora mis bellos como que se en cierran en mi piel y tardan mucho para silir mi pregunta es asi senos hace a todas o es mejor con pinsas o diganme un consejo espero su respuesta gracias

  2. Hola, María!
    Por lo general, esos métodos endurecen el pelo, que se enquista y no encuentra la salida. Te aconsejo que te exfolies con un gel específico y que utilices cera tibia, pues el calor ayuda a abrir el poro. La pinza se usa al término, para repasar aquellos pelitos que no arrancó la cera. Si te queda alguna duda más, pregúntanos de nuevo. Un saludo y gracias a ti por seguirnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *