¡Consigue unas cejas admirables!


Tener unas cejas bien definidas es esencial para enmarcar la mirada y conseguir un look perfecto. Sin embargo, a cada rosto le queda bien su propia forma, por lo que es recomendable que no te las depiles cambiando completamente su forma, Es importante tener en cuenta las proporciones del rostro y el color del cabello.

A la hora de diseñar tus cejas, tendrás que trazar una línea imaginaria que comience en la aleta de la nariz y termine en la ceja. Ahí es donde la ceja debería comenzar. Por otro lado, deberás marcar otra línea imaginaria desde la aleta de la nariz que termine en la ceja pasando por el lado externo del iris. En ese punto debería arquearse la ceja. Por último, para saber dónde tendría que terminar la ceja, traza una línea imaginaria que comience en la aleta de la nariz y que pase por el lado externo del ojo.


Si no quieres pasarte con la depilación, puedes simular el resultado que obtendrías cogiendo con las pinzas el bello que no tienes del todo claro eliminar y retirarlo hacia un lado para ver el efecto. Para que la depilación no te resulte muy dolorosa, hazlo después de ducharte. De esta manera, los poros estarán más dilatados y te resultará más fácil.

También es muy importante que te depiles primero una ceja y después la otra, ya que si vas cambiando, corres el riesgo de que no te queden iguales. Por supuesto, nunca retires pelos que aún no hayan nacido: podrías provocar irritaciones, pequeñas heridas o infecciones.

Te será muy útil un pincel biselado y una sombra similar a tu color de cabello, que tendrás que aplicar con ligeras pasadas por las zonas donde el pelo claree. Es muy importante que evites el negro a la hora de rellenar tus cejas. Mejor apuesta por un gris fumé o el marrón oscuro si tienes el pelo negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *