Cómo disimular las líneas de expresión

lineas expresion
Seguro que te gusta que tu piel tenga un aspecto siempre bonito, sano, que esté elástica y firme. ¡Segurísimo! Pero no siempre es posible y, a veces, los signos propios de la edad se traducen en la aparición de arrugas o de marcadas líneas de expresión. Y no sólo es cuestión de los años, si no de no cuidar adecuadamente la piel. Hoy vamos a conocer algunos trucos para conseguir disimular las líneas de expresión y que tu rostro esté precioso en todo momento. ¿Quieres conocerlos?

La importancia del cuidado de la piel

Para disimular las arrugas nada mejor que intentar prevenirlas con una correcta higiene de la piel. Para ello, debes limpiarla todos los días, desmaquillando el rostro sobre todo por la noche. Los poros deben quedar abiertos porque, de lo contrario, la piel deja de tener luminosidad y puede resecarse, haciendo que aparezcan las líneas de expresión. Los productos que emplees para tu higiene diaria deberán respetar tu ph natural. Una vez te hayas limpiado adecuadamente la cara, aplica crema hidratante con protección solar y al menos una vez a la semana exfolia tu rostro. Por supuesto, también existen cremas antiarrugas para todos estos cometidos.

lineas expresion1

El maquillaje

Es importante saber escoger el maquillaje correcto, que tenga protección solar (recuerda que el sol envejece mucho tu piel) y que sea hidratante para que la piel esté luminosa. Es aconsejable que la base sea fluida o en crema ya que los polvos aún harán más evidentes y visibles los posibles surcos de las arrugas. Para disimular las imperfecciones deberás utilizar un corrector que unifique el tono de tu piel y lo matice, haciendo desaparecer esas pequeñas líneas de expresión que deseas camuflar.

Ejercicios con la cara

Sí, sí, ejercicios con la cara. Eso te ayudará a disimular las arrugas o líneas. Puedes hacer varias cosas. Por ejemplo. Infla tus mejillas con aire y muévelo por la boca hasta que lo saques. O, también, abre al máximo tus ojos y estira esa zona superior de la cara, sin que se arrugue el entrecejo ni la frente. Hazlo durante unos 10 segundos y relaja. Debes repetirlo hasta en cinco ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *