Cómo dar brillo a un pelo seco y rizado

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

pelo seco rizado 1
Hay tantos tipos de cabello como soluciones para cada complicación que pueda tener. Hoy nos vamos a centrar en el supuesto de melena rizada y seca y en los consejos destinados a devolverle todo el brillo y belleza que merece tener para lucir con todo su esplendor. El pelo liso refleja mejor la luz que uno rizado, que puede tener un aspecto opaco y, como decimos, seco. Lo importante es encontrar la manera de que recupere esa luminosidad que hará que el rizo tenga una apariencia maravillosa en todo momento.

El lavado

El lavado es parte fundamental para conseguir dar brillo a tu pelo rizado y seco. Para ello escoge un champú y acondicionador específicos para cabello rizado puesto que tienen los ingredientes y nutrientes que te ayudarán a mantenerlo suave e hidratado. Si son humectantes lograrás menos sequedad y menos encrespamiento. La manteca de karité o al aceite de palta también son buenísimos para esto. Intenta no lavártelo todos los días ya que el pelo rizado no tiene tantos aceites naturales como otros tipos y se puede secar y encrespar más fácilmente.

Ingredientes a evitar

Por otro lado, evita usar productos con parabenos, siliconas y sulfatos; únicamente harás que se vuelva más seco y con más frizz. Tampoco utilices aquellos que tenga alcohol, puesto que volverán más seco el rizo y, como consecuencia, aparecerá encrespamiento y faltará brillo.

pelo seco rizado 2

El secado

Importante, también, la forma de secar tu pelo. Siempre que puedas déjalo al aire, nunca uses toalla, e intenta no abusar del secador, puesto que el calor lo va a dañar y encrespar más todavía. Emplea difusor para dispersar esta temperatura.

Cómo peinarte

Cuando tengas el pelo seco no lo cepilles, porque separarás y encresparás tus rizos. Para controlarlos bien usa los dedos un poco mojados y péinalo así, o como mucho utiliza un peine de dientes anchos, comenzado en las puntas y peinando hacia arriba, no lo hagas desde la raíz a las puntas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *