Cómo cuidar tu piel de los efectos del mar y la piscina

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

piel mar
El sol, el agua del mar o el cloro de la piscina causan efectos en la piel. Algunos positivos, como es el caso de determinados problemas dermatológicos que mejoran gracias al agua del mar, y otros no tanto, ya que el cloro que hay en las piscinas, por ejemplo, puede incluso empeorarlos. Hoy repasamos algunos consejos básicos para cuidar la piel en verano y evitar que estos agentes externos traigan consecuencias negativas a tu rostro.

Protección e hidratación

Si eres de las que se pasan largas horas tumbada o a remojo en la playa o en la piscina, es vital que mantengas tu piel protegida. Los productos más adecuados son aquellos que evitan los efectos de los rayos UV y rayos UVA. Para impedir que taponen los poros se recomiendan los de base acuosa. La hidratación es, también, fundamental. Bebe mucha agua en los meses de verano (y todo el año, pero en este tiempo ten especial constancia) y haz uso de una buena crema hidratante para tu rostro y para el resto del cuerpo. Si te hidratas tu piel notará sus efectos y lucirá mucho más tersa y bonita. La alimentación te ayudará en esta tarea, ya que si comes frutas y verduras aportarás a tu cuerpo nutrientes esenciales y todo ello repercutirá, una vez más, en el aspecto de tu piel. Además, es aconsejable que durante el verano exfolies tu cuerpo para eliminar la piel muerta. Verás como tu piel te lo agradece.

piel mar2

Efecto del agua

El agua salada por lo general suele ser buena para la piel, aunque algunas pieles atópicas pueden sufrir el efecto contrario cuando entran en contacto con el mar. Otro aspecto que influye será la dureza que tenga el agua en el lugar donde pasas las vacaciones: si es mayor a la que normalmente tienes en casa, puede repercutir negativamente. Para evitar el efecto del agua del cloro de las piscinas puedes aplicar una crema de barrera aunque únicamente sea en los lugares donde tienes o puedes tener eccemas. Al finalizar el baño, una buena ducha para quitar los restos de sal o cloro, bien de crema por el cuerpo, hidratante y reparadora, y a seguir disfrutando del verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *