Cómo aplicar mascarillas faciales


Las hay de tomate, de naranja y yogur, de arándanos… Sí, has acertado, nos referimos a las mascarillas faciales. Y es que, como sabes, existen diferentes mascarillas para cada tipo de piel. Este tipo de tratamientos, ya sea en su versión casera o comercial, aportan una dosis extra concentrada de todo lo que necesita tu piel.

La mayoría de las mascarillas deben aplicarse un par de veces a la semana y, desde luego, son imprescindibles para tener una piel sana y perfecta. Eso sí, para conseguir unos buenos resultados no basta con escoger un producto de calidad, sino que es muy importante saber aplicarlo correctamente. Hoy en Maquilladas queremos explicarte cómo deben aplicarse las mascarillas faciales para potenciar la belleza de tu rostro. ¿Estás preparada? ¡Pues allá vamos!

Preparar la piel

Lo primero que deberás hacer es preparar la piel para iniciar el proceso. Así, deberás lavar la cara hasta que esté completamente limpia y exfoliar la piel para eliminar células muertas. De esta manera, tu rostro estará preparado para recibir los efectos de los ingredientes de tu mascarilla.

Cómo aplicar la mascarilla

Una vez tengas el rostro completamente limpio, habrá llegado la hora de aplicar la mascarilla. Para ello, deberás usar una brocha, que te permitirá conseguir un resultado más uniforme y mantener a las bacterias que están en tus manos alejadas de tu cutis. Es importante que dejes actuar tu mascarilla durante 20 minutos para que tu piel pueda recibir todos los beneficios de este producto.

Retirar la mascarilla e hidratar la piel

Cuando haya pasado el tiempo, deberás remover el producto con agua fresca, haciendo movimientos circulares para dejar el rostro otra vez limpio. Tras la mascarilla deberás hidratar la piel con la crema facial que utilices normalmente. Al encontrarse tu piel completamente limpia, los ingredientes serán mejor absorbidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *