Botox, la nueva queratina para el cabello


Hasta hace poco se conocía como un potente tratamiento utilizado por la mayoría de las celebrities para atenuar las arrugas del rostros y lucir radiantes año tras año. Hablamos del botox, que tiene muchas más aplicaciones estéticas de lo que la mayoría de la gente conoce.

En los últimos tiempos, la famosa sustancia botulínica que tiene como objetivo devolver la juventud al rostro, se está utilizando para el cabello, prometiendo incluso mejores resultados que para la cara. Ahora, el botox también se utiliza como tratamiento capilar intensivo para reparar el cabello dañado devolviendo su brillo natural y aportando volumen a las melenas lacias, definiendo los rizos y eliminando el encrespamiento. ¿Se puede pedir más de un tratamiento?


Resulta que la aplicación de colágeno natural sobre cada uno de los mechones hidrata y nutre el cabello hasta devolverle su esplendor. Los resultados son inmediatos y tienen una duración de unos tres meses. Estos tratamientos se están realizando actualmente en peluquerías exclusivas, donde los clientes deben someterse a un proceso que dura una hora y media, aproximadamente. Además, tenemos una buena notica: su precio no es demasiado elevado, ya que oscila entre los 45 y los 50 euros.

El tratamiento se realiza en tres pasos, En primer lugar, el especialista lava el cabello con un champú antiresiduos para abrir la cutícula y eliminar cualquier residuo. Después de retirar el exceso de humedad, se aplica el botox dividiendo el cabello en mechones y extendiéndolo mechón por mechón, dejando libre un centímetro del cuero cabelludo para evitar que se genere un exceso de grasa. A continuación, el cabello se cubre con un gorro térmico para que el producto actúe y se fije durante unos 20 minutos y se retira con agua. Por último, se seca el pelo y se plancha para que el botox se quede fijado en el cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *