Trucos de belleza para conseguir una piel perfecta

piel-perfecta
Tener una piel perfecta es el objetivo de muchas mujeres, sobre todo, para poderla lucir sin tener que recurrir a un sinfín de productos de maquillaje. La buena noticia es que se puede conseguir. El lado menos positivo es que requiere cuidarse en el día a día, teniendo que ser constante en los tratamientos y cuidados faciales. Y, ¿qué hay que hacer? Aparte de solucionar algún problema específico que se tenga en la piel, principalmente hay tres focos de acción.

Poros

Tener una piel perfecta pasa inevitablemente por no tener los poros abiertos. Cuando no se tiene un cutis con los poros cerrados e imperceptibles en las distancias cortas, la solución pasa por utilizar productos perfeccionadores de la piel.

Estos productos se caracterizan por tener un efecto alisador y difuminador de las imperfecciones, ya que su principal función es la de reducir la apariencia de los poros para tener una piel como si fuera de porcelana.

La ventaja es que estos productos se comercializan en diferentes formatos y texturas para utilizarlos en cualquier situación. Entre las opciones, por ejemplo, están los sérums, cremas o prebases.

piel-perfecta

Luz

Otra de las claves para lucir una piel perfecta es la luminosidad. Y aquí hay varias opciones. Por ejemplo, se pueden utilizar ampollas, sérums o cremas pro-luminosidad para potenciar la propia luz de la piel.

Son algunas de las opciones que están disponibles dentro de la cosmética llamada glow, que incluye ingredientes como la rosa o micropartículas nacaradas para proporcionar un tono fresco y luminoso.

Lifting

Y, finalmente, hay que conseguir tener una piel firme y tersa. Para ello, nada como utilizar los cosméticos con efecto lifting. Cuando las arrugas empiezan a notarse, se deben aplicar cremas con ingredientes tensores como la coenzima Q10 y vitaminas A y E, además de protector solar.

Cuando se necesita un mayor efecto lifting, es mejor optar por mascarillas nocturnas reafirmantes, que se tienen que usar entre dos o tres veces a la semana. Para casos urgentes, está la ampolla con efecto flash, que se aplica antes de las cremas antiedad.

Estas ampollas tienen una alta concentración de ácido hialurónico y proteínas vegetales que tersan la piel durante horas. Además, no son excluyentes con otros tratamientos con cremas o mascarillas con efecto lifting.

Artículos relacionados:

Trucos para tener una piel radiante

Mascarillas caseras para una piel radiante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.