Tipos de iluminadores para el rostro


El cansancio, el estrés, la falta de horas de sueño… Son muchos los motivos físicos y hasta psicológicos que pueden hacer que nuestro rostro se vea aparentemente más triste y apagado, especialmente cuando encontramos nuestro rostro más pálido de la cuenta o cuando las ojeras comienzan a convertirse en una más de nuestras características habituales.

Como siempre, el maquillaje nos trae una magnífica solución para mejorar nuestro aspecto: los iluminadores para el rostro. No obstante, no es fácil saber cuál es el mejor para tu caso en función de tus propias características… A continuación te dejamos algunos buenos consejos, ¡no te los pierdas!

Lo primero que debes saber es que para nada es lo mismo un iluminador que un corrector y que la confusión podría traer consecuencias nefastas a tu maquillaje. Teniendo en cuenta que el iluminador sirve dar luz y para dirigir la atención a las zonas sobre las que lo aplicamos, utilizarlo como corrector para las ojeras solo ayudaría a destacarlas todavía más.


A partir de ahí ya estás preparada para escoger el que más te convenga:

En polvo: Se recomiendan para las pieles grasas y también para llegar y conseguir un mejor efecto a las zonas más difíciles del rostro como son por ejemplo las aletas de la nariz.

En crema: Al contrario que la anterior, la versión líquida del iluminador es la que mejor irá a las pieles secas que necesitan tomar un poco de brillo. En este sentido, los iluminadores cremosos tienen la capacidad de unirse mejor a la base de maquillaje y de este modo conseguir una adaptación máxima y unos resaltes muy luminosos.

Como en el resto de cosméticos, podemos encontrar iluminadores de diferentes tonalidades: los más habituales son los tonos claros como los de tipo bronce, dorado o plateado, por ejemplo.

Tan importante como escoger un buen iluminador es también saber cómo aplicarlo, y es que a menudo no solamente no lo hacemos de la mejor forma posible sino que además cometemos graves errores como el que te mencionábamos al principio del artículo.

2 comentarios

  1. Que tipo de iluminador es exactamente el que tienes en la ilustración pero exacto por favor tengo uno y el mio es dorado por ese motivo no me convence tanto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *