Técnicas para utilizar los productos de maquillaje


Un maquillaje perfecto no se consigue solamente utilizando los mejores productos del mercado sino también con algunos conocimientos básicos acerca de las técnicas para conseguir la mejor aplicación.

A continuación te dejamos algunos consejos de los profesionales, ¡toma papel y boli!

Base de maquillaje: Para fundirla a la perfección con la piel y conseguir un efecto natural lo mejor es aplicarla con un pincel o una esponja (preferiblemente el primero).

Polvo traslúcido: Para un acabado natural utiliza una brocha y no las tradicionales borlas. Las zonas donde cabe hacer hincapié son la zona T y los pómulos sin olvidar toda el área alrededor de los ojos.

Colorete y polvos bronceadores: No confundas su uso, pues el primero se aplica para dar color al rostro sobre la parte más alta del pómulo mientras que el segundo servirá para modelar el rostro siendo utilizado bajo el hueso de la mejilla.


Sombras de ojos: La regla general se basa en el uso de colores claros para el párpado fijo (parte superior del párpado) para abrir la mirada y cualquier sombra que te guste en la zona del párpado móvil. Eso sí, procura no mezclar los pinceles con las diferentes sombras puesto que podrías estropear por completo tu maquillaje ensuciando con restos de otros productos.

Perfiladores: Aunque son muy útiles para modificar las formas de algunos de nuestros rasgos deben ser siempre fieles a la realidad, por lo que te prohibimos algunas prácticas como perfilar los labios por fuera. Hazlo de una forma paciente y delicada y conseguirás buenos resultados.

Máscara de pestañas: Se aplica de la raíz a las puntas haciendo suaves movimientos en zigzag de izquierda a derecha mientras subimos a la parte superior (aunque puedes hacer hincapié en las raíces). Si quieres dar un par de capas espera a que se seque la primera y da sencillamente un toque extra en las puntas de las pestañas para alargarlas más.

Labios: El pintalabios tradicional debe aplicarse con un pincelito y no directamente con la barra. En el caso del gloss, aplícalo solamente en la zona más céntrica para conseguir volumen en los labios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *