Pintarse los ojos ahumados en azul petróleo


Pocas técnicas de maquillaje han calado tanto entre el público como el smoky eyes. Una forma muy elegante y sofisticada de colorear el total del párpado y lograr así una intensa mirada. Si bien es cierto que la idea inicial de esta técnica partió de la aplicación de negros y grises, su éxito se ve ahora continuado por una gran diversidad de tonalidades. Una opción estupenda para seguir disfrutando de este bonito trabajo sin verte sujeta a un solo color.

En el caso de hoy hablaremos de cómo pintarse los ojos ahumados en azul petróleo, un color que se presta a muchos efectos ópticos dependiendo de la luz que recibas en cada momento. Conseguir ese efecto también pasa por la elección de la sombra que utilices. Personalmente me decanto por las de textura nacarada, ya que ofrecen un acabado que te proporciona la misma intensidad que los negros, pero también aportan mucha luminosidad.

Conseguir luz en tu mirada con un tono tan oscuro también parte de pequeños trucos como pintarse la raya interna inferior con un lápiz blanco. De este modo, centraremos la oscuridad en el párpado superior y no en todo el ojo. Muy importante también el hecho de hacer una demarcación en lo alto del párpado móvil, de modo que puedas contrarrestar esa oscuridad aplicando generosamente iluminador bajo el arco de la ceja. Un contraste que se utiliza mucho para aportar luz a la vez que destacas la técnica del ahumado.

Pintarse los ojos ahumados en azul petróleo es una técnica que podrás acoplar perfectamente al estilo de maquillaje nude que tan de moda está este año. Una base fluida de color claro, un toque de polvo que suba el color y unos labios en color maquillaje serán más que suficiente para mostrar un perfecto acabado y dejar que todo el protagonismo se lo lleve tu mirada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *