Pelucas de máxima tendencia


Hubo un tiempo, allá por los años 60, en el que las pelucas eran un complemento que muchísimas mujeres utilizaban por coquetería. Peinados muy marcados de la época y tonos monocolor eran las características que más podrían destacarse de los modelos de aquella década. En los últimos tiempos estamos viendo cómo las pelucas vuelven a estar de moda y los diseños más actuales imitan a la perfección las técnicas de corte y color que son tendencia hoy en día.

Unas pelucas que pueden ayudar a mejorar la imagen a mujeres que lo necesitan por causas médicas, como también satisfacer las necesidades de quienes disfrutan cambiando de look constantemente. Los diseños que hoy te muestro pertenecen a una gama de pelucas sintéticas que están fabricadas con fibra kanekalon, cuya calidad está bien considerada y sus cuidados son mínimos, ya que podrás lavarlas y dejarlas secar al aire. Su vida aproximada se estima entre 12 y 18 meses.


Como puedes ver en las fotografías que ilustran este post, estas pelucas se corresponden totalmente con la moda de peluquería que estamos viviendo en la actualidad. Las melenas toman una forma muy natural y presentan tendencias tan significativas como una capa ladeada estilo cortinilla, como flequillos más marcados. Su textura también permite que se muestren con gracia con modernos despeinados, así como los trabajos de color nada tienen que ver con las pelucas de antaño. Mechas bicolor con grandes contrastes o sencillos tono sobre tono, así como también castaños monocolor sin más vetas que las que produce su propio brillo.

También en pelo corto hay propuestas muy variadas. Desde melenitas a la altura de la barbilla hasta cortes asimétricos y muy rebajados, toda la actualidad de los profesionales se refleja en estas pelucas de máxima tendencia. Muy significativo el hecho de que las puntas aparecen ligeramente pespuntadas para ofrecer un acabado mucho más natural, ya que los modelos previos a éstos terminaban de un modo horizontal muy brusco. Ahora encontrarás perfectas terminaciones, tanto en la nuca como en el flequillo, que gozan de un desfilado propio del cabello natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *