La nueva imagen de Belén Esteban. “Está más gorda”, ¿y qué?


Belén Esteban reapareció el pasado viernes en el especial “Vuelve Belén” de “Sálvame Deluxe”, y lo hizo a lo grande, consiguiendo nada menos que una cuota de pantalla del 25,7%, el mejor dato conseguido en los últimos 4 años. Más de 3 millones de personas se sentaron frente a su televisor para ver la reaparición de este fenómeno televisivo después de 7 meses de retiro.

Mi cometido en Maquilladas es analizar su estilismo en lo que a maquillaje y peluquería se refiere, y así lo haré a continuación. Pero me he tomado la libertad de añadir unas palabras al término de este post a modo de pequeña crítica por la cantidad de burlas y chistes despectivos que recibió la copresentadora en las redes sociales por haber engordado unos kilos, algo que me parece absolutamente absurdo e innecesario.

Peluquería y maquillaje

Belén Esteban mostró una imagen muy similar a la que viene siendo habitual en ella desde hace años, pero con cambios perceptibles a simple vista en lo que al color del pelo se refiere. Dejando atrás el tinte rubio platino absoluto, lució la zona superior algo matizada con unas mechas doradas que le aportaban más luminosidad al rostro, así como en la melena llevaba unos mechones oscuros muy notables que le daban un aspecto más juvenil y actual.

En cuanto al maquillaje, Belén optó por un enmarcado total black en sus ojos y una barra de labios en rosa palo. El colorete rosado fue el elegido para aportarle un toque de rubor natural. El resultado final era muy favorecedor y discreto, algo a lo que también acompañó su manicura francesa.

“La gordura de la Esteban”

Tal y como ella misma explicó, Belén Esteban se retiró de la vida pública para someterse a un tratamiento que la desintoxicara de algunas adiciones que tenía. Quizá por la ansiedad, por la medicación o por el mero hecho de dejar de consumir estas sustancias, en este tiempo ha llegado a coger 18 kilos, de los cuales ya ha perdido la mitad entre dieta y algún retoque médico.

Su nuevo aspecto ha sido motivo de mofa toda la noche del viernes en diferentes redes sociales, lo cual me parece absolutamente cruel por varios motivos. El primero de ellos es que, independientemente de que seas o no fan de esta chica, no deja de ser una persona con una enfermedad de la que trata de recuperarse, y para ello necesita mucha seguridad en sí misma y el apoyo de quienes le rodean. Este tipo de burlas pueden llegar a suponer un retroceso en su recuperación.

En segundo lugar, porque cada vez que alguien se mete con “una gorda de la tele”, lo hace también con el resto de personas que no están delgadas y están leyendo o escuchando esas bromas de mal gusto. Y en tercer lugar, y muy importante, porque la gordura no es motivo de crítica, a ver si a la gente le queda claro de una vez. Aunque me temo que seguirá siendo así, ya que tal y como puedes ver en la última imagen, si pones en el buscador de Google simplemente las 3 primeras letras de su nombre (“bel”), enseguida te ofrece la opción “belen esteban gorda”, lo que significa que ése es el criterio más buscado. Una pena.

¡Ah! Y ni siquiera está gorda, pero aunque lo estuviera.

2 comentarios

  1. Hola, en tu articulo sobre Belen esteban, mencionas que lleva una barra de labios en color rosa palo, me gustaria saber, si es posible, la marca y el color exacto.
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *