Maquillaje terrorífico para Halloween


Nos gustará más o menos, pero lo que está claro es que, año tras año, la celebración de Halloween acapara mayor número de adeptos, y eso podemos notarlo fácilmente al acudir a centros comerciales donde cada vez es mayor el espacio que se dedica a la venta de objetos relacionados con esta fiesta de origen gallego y que hoy se antoja tan americana. Calabazas, fantasmas, brujas y zombis, copan la gran mayoría de los personajes favoritos por grandes y pequeños para maquillarse de un modo, más o menos terrorífico en la noche más “sangrante” del año.

Son varias las formas o categorías en las que puedes maquillar tu rostro, ya que es muy divertido empolvarse en blanco, engominar el pelo, poner una dentadura postiza con grandes colmillos y una pintura roja que simule la sangre cayendo de tu boca. Esto será suficiente para una reunión entre amigos o cualquier otro tipo de evento al que acudas.

Ahora bien, si tu idea ya es la de asustarte hasta a ti mismo, deberás realizar un maquillaje con una técnica mucho más especializada y, por supuesto, siempre con productos y accesorios que sean profesionales, preferiblemente los denominados “de teatro”, para garantizar no sólo el cuidado de tu piel, sino también de otras partes de tu rostro donde puedas llevar implantes.

En este sentido, cada vez son más los artículos que se están vendiendo para dar un aspecto completamente aterrador, entre los que podrás encontrar lentillas muy variadas, ya no sólo de color, sino que también den la sensación de tener un ojo vacío o la mirada completamente en blanco.

Del mismo modo, diferentes fundas y prótesis dentales te darán un aspecto muy desaliñado a tu dentadura, que podrá mostrarse con un aspecto completamente podrido y/o carente de una o más piezas, lo que resulta realmente desagradable.

En cualquier caso, lo que es de suma importancia es que prepares muy bien la piel, hidratándola abundantemente antes de aplicarte estos maquillajes tan fuertes; así como si siempre debes desmaquillarte antes de acostarte, con mucha más razón deberás hacerlo una noche como esta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *