Maquillaje de novia


Por fin llega ese gran día que desde hace tiempo esperabas con toda la ilusión del mundo: tu boda. Sin embargo, después de preocuparte por tantísimas cosas casi olvidas que también es fundamental que prestes un poco de atención a tu imagen más allá del vestido y del peinado, y es que el maquillaje es también parte fundamental del estilismo de la novia.

No cabe duda de que el día de tu boda estarás realmente deslumbrante. Sin embargo, no puedes dejar que la belleza dependa de tu suerte este día y, por eso, es imprescindible que te asesores con algunos de nuestros consejos.

Tranquila, ¡en Maquilladas te contamos las claves!


1. El efecto buena cara y la fijación son los fundamentales del maquillaje de novia. Para conseguir ambos objetivos a la vez puedes utilizar ampollas flash, un complemento cosmético que aportará hidratación, tersura y luminosidad a tu rostro además de garantizar que el maquillaje resistirá más tiempo sobre tu cutis.

2. Los correctores y la base de maquillaje son la clave para ocultar las imperfecciones, unificar el rostro y crear una buena base para el resto de cosméticos. Recuerda utilizar correctores ligeramente más claros que el tono de tu piel y una base de tu mismo color, así como poner sobre todo ello una ligera capa de polvos traslúcidos para garantizar la fijación del maquillaje.

3. Las sombras de ojos deben ser de tonos claritos para dar un poco de luz a la mirada y transmitir ese aspecto femenino, sincero y algo ‘angelical’. Precisamente por eso, los colores más utilizados son los blancos, rosas o violetas y los que debes evitar son los tonos más oscuros como los grises o los negros.

No obstante, puedes probar también la técnica de los smokey eyes con tonos marrones bastante suaves para conseguir un efecto sofisticado y natural a la vez.

4. Para acabar esta mirada natural y llamativa debes echar mano obligatoriamente de la máscara de pestañas de color negro, que abrirá más tu mirada al exterior. Si no son demasiado exageradas, también puedes utilizar unas pestañas postizas (será mejor que te las coloque una profesional).

5. El colorete debe ir en la línea del resto de tu maquillaje, discreto pero suficiente para dar una nota de color a tu rostro. Ten en cuenta los colores que más te favorecen en función del tono de tu piel y aplica el blush según la forma de tu rostro para resultar más favorecida.

6. Procura no recargar demasiado los labios con colores oscuros y apuesta por las tonalidades más dulces y naturales con acabados brillantes.

Como último consejo, recuerda que el día de tu boda debes estar espectacular potenciando tu belleza y tus características naturales, no disfrazándote de alguien que no eres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *