Manos jóvenes más allá de los 40

Las manos son una de las partes más delicadas de nuestro cuerpo, y una en las que más se aprecia el paso de los años. De hecho, al envejecer las manos pierden grasa y su piel se afina extremadamente, provocando que las venas sean fácilmente visibles y que aparezcan las antiestéticas manchas oscuras.

Mantenerlas cuidadas y jóvenes no es para nada una tarea fácil, pero debemos llevarla a cabo puesto que es una de las partes más importantes para nosotras, las mejores transmisoras y receptoras del tacto.

Al estar continuamente al descubierto, las manos son una de las partes de nuestro cuerpo que más horas se mantienen expuestas a la radiación solar, tanto en verano como en invierno. Esto provoca, si no utilizamos cremas de factor 15 como mínimo, que puedan aparecer manchas oscuras en la piel.

Si ya tienes manchas, emplea cosméticos despigmentantes, que contienen activos aclarantes como ácido salicílico, azelaico, glicólico o el extracto de regaliz.

La vitamina E es un potente antioxidante y el dexpantenol un perfecto regenerador cutáneo que te servirán para combatir las líneas de expresión características de una piel envenjecida que tanto perjudica al aspecto de nuestras manos.

Aunque pueda resultar algo desagradable, los productos que contienen urea (producto nitrogenado de excreción) retienen la humedad natural de la piel, actúan como protector, y oponen mayor resistencia al paso del tiempo y a las agresiones externas, por lo que son un buen aliado.

Algunas buenas cremas que encontramos en el mercado son ‘Absolue mains’ de Lancôme, ‘Nivea Antiedad Q10 plus’, la Crema de Manos pH5 de Eucerin, la ‘Reconditioning Hand Cream’ de Orlane o la ‘Super Aqua Hands’ de Guerlain.

Para mantener unas manos bonitas debes tener también unos buenos hábitos, como hidratarlas continuamente para que no sufran con los factores externos, totalmente ajenos a la edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *