Evitar que el tinte castaño quede anaranjado


En el mundo de la peluquería, los técnicos de color son uno de los trabajos más demandados, y su abanico es muy amplio dada la gran variedad de resultados que puede ofrecer. Ya sean mechas, reflejos, coloración permanente o sin amoníaco, todo el mundo comparte un objetivo común, y ése no es otro que conseguir que el resultado final sea lo más natural posible; lo que ocurre es que no todas podemos celebrar ese final feliz.

En el caso de la coloración en tonalidades medias, en principio no debería presentarse ningún problema; los tintes castaños suelen ofrecer una muy buena cobertura e iluminación, por lo que su aspecto debería de ser siempre el de un cabello castaño natural, pero a veces ocurre que se presentan trazos anaranjados en las raíces o las puntas; esto puede deberse a diversas causas.

Si tienes una melena teñida en tonos castaños y notas que tu raíz es algo más clara o anaranjada, el problema puede estar en que tu nivel de hierro es alto y tiende a oxidar las coloraciones, por lo que deberás emplear siempre un agua oxigenada de 20 volúmenes, a la que podrás rebajar un poquito con un chorro de agua del grifo. Si el problema está en las puntas, la causa puede venir de una falta de retoque en la totalidad de la melena, sumada al propio desgaste natural del pelo.

Para corregirlo, conviene que cuando te retoques la raíz no te olvides de juntar todo el pelo en un único mechón, y darle una pasada de tinte a la zona de las puntas, que después extenderás con las yemas de los dedos, para que dibuje trazos asimétricos y no se note una línea cuando tengas el pelo seco. Asimismo, conviene cortar las puntas de vez en cuando, ya que incluso la gente que no se tiñe, también sufre ese desgaste de color en su pelo natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *