Elegir y aplicar sombras de ojos


A pesar de que muchas le prestamos más bien poca atención, las sombras de ojos son uno de esos elementos del maquillaje que pueden ayudarnos a marcar la diferencia: las texturas, los colores o las técnicas de aplicación variarán en gran medida los resultados en nuestra mirada.

¿Quieres conocer todos los secretos de las sombras de ojos? A continuación te hacemos un repaso, así que toma nota y comienza a darles la atención que se merecen.

Tipos

En el mercado tenemos básicamente tres opciones por las que decantarnos:

Lápices: No son las más comunes pero son muy fáciles de utilizar, y es que se aplican directamente sobre el ojo y se distribuyen con un pincel.

Polvo: Son las más comunes, aquellas que se aplican con la ayuda del pincel directamente sobre el párpado. Pueden ser mates o nacaradas.

Cremosas: Son muy útiles para las pieles muy secas, aunque no suelen utilizarse demasiado.

Tonos

Lo mejor es escoger el tono de tus sombras de ojos en función de las características de los mismos y, para ello, lo mejor es tener en cuenta sus formas y colores. En este sentido, la intensidad y el color de las sombras no solo puede ayudarte a embellecerlos sino que además permitirá modificar visualmente esos detalles que no acaban de convencerte como unos ojos demasiado hundidos o demasiado saltones, por ejemplo.

La recomendación general es que escojas tonos no demasiado similares al color de tus ojos, pues la sensación de monotonía no permitirá destacarlos.

Técnicas

El modo de aplicación de las sombras también ayudará a embellecer y corregir los rasgos de tus ojos, y es que el contraste de las sombras en varias combinaciones de color y técnicas creará un juego de claroscuros capaz de modificarlos a nivel visual. A modo de ejemplo, las sombras claras en el lagrimal y las oscuras en el exterior separarán los ojos y los rasgarán, por ejemplo.

Los pinceles con los que aplicas la sombra también son importantes, y es que pueden ayudarnos a conseguir resultados muy distintos según sus características.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *