Ejercicios fáciles para reducir la papada


Si eres de esas mujeres que tiene complejo de papada, hoy estás de suerte, porque vamos a darte unos trucos ideales para que logres reducirla. La papada es uno de los problemas estéticos que ha perseguido a la mujer desde siempre. En ocasiones, ésta revela un sobrepeso en el organismo pero a veces puede aparecer por genética.

Sea por el motivo que sea, ahora tendrás la oportunidad de reducirla considerablemente e, incluso, hacer que desaparezca, haciendo unos pequeños ejercicios que te servirán para tonificar los músculos. ¿Estás preparada para lograr este ansiado objetivo? Pues coge papel y lápiz y no pierdas detalle de lo que vamos a contarte a continuación.


El primer ejercicio que puedes hacer para reducir la papada consiste en trabajar el cuello, músculo y garganta. En primer lugar, levanta el mentón con la espalda recta (puedes mantener una postura adecuada si apoyas la espalda en una silla o en la pared). Después de levantar la cabeza hacia atrás lo máximo que puedas, deberás estirar tus labios hacia el techo como si estuvieras dando besos, manteniendo la posición durante cinco segundos. Tendrás que repetirlo diez veces al menos. Lo más recomendable es realizar este ejercicio unas dos veces al día.

Además de para tonificar los músculos del cuello, el siguiente ejercicio que vamos a explicarte te irá genial para eliminar la acumulación de tensión que se crea en los hombros provocando dolor de cuello y espalda. Para conseguirlo, deberás mantener siempre la espalda recta. Una vez con la postura adecuada, estira la cabeza hacia delante y mira hacia la derecha, mientras que la espalda se mantiene en el respaldo de la silla. Después tendrás que repetir el ejercicio pero mirando hacia la izquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *