Gimnasia facial para prevenir la papada


También conocida como ‘doble barbilla’ por el hecho de que asoma bajo la misma, la papada es uno de los delatores de un aumento de peso o de ese simple paso de los años que hace que la ley de la gravedad sea más real que nunca para la mayoría de nosotras.

El cuidado de la piel y una dieta equilibrada son fundamentales para prevenir y ralentizar su aparición, pero también lo son esos ejercicios de gimnasia facial que trabajarán una zona del cuerpo que ni siquiera nos habíamos planteado antes.

¿Cómo ejercitar estos músculos faciales? A continuación te dejamos algunas de las técnicas más comunes, así que ve practicando si no quieres ver aparecer estas acumulaciones de grasa bajo la barbilla.

Son los siguientes:

1. Mira al techo (o al cielo) tirando tu cabeza hacia atrás tanto como puedas y luego lanza un beso manteniendo la postura durante unos cinco segundos. Lo mejor es hacerlo de 5 a 10 veces al día.

2. Colócate con la espalda recta y gira lentamente la cabeza de un lado al otro; aunque es un ejercicio que a veces hacemos sin pensar, lo mejor es realizarlo a conciencia unas 10 veces al día. Una versión similar será la que propone realizar el mismo ejercicio pero colocando la lengua en el paladar.

3. Haz 10 repeticiones abriendo la boca tanto como puedas y manteniéndola de este modo durante unos 10 segundos.

4. Se dice que otras actividades habituales como sonreír o mascar chicle son beneficiosos para prevenir la papada. No obstante, también pueden tener efectos ‘secundarios’ como algunas arrugas de expresión o problemas en la mandíbula, por ejemplo.

Otros consejos para lograr el objetivo de prevenir la papada podrían ser mantener buenas posturas, dormir con almohadas finas y realizar suaves masajes en la zona con cremas hidratantes o aceite de jojoba, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *