Depilación con hilo


La depilación con hilo es un nuevo método revolucionado, más rápido y mucho más eficaz que cualquier otra forma de depilación. Se trata de una técnica proveniente de la cultura hindú donde el vello se elimina con un hilo de algodón, consiguiendo un rostro sin vello, suave y cuidado. Algunas cantantes como Madonna son adictas a la depilación con hilo y ahora ha llegado a España.

Primero se prepara el hilo con el que trabajará, un hilo fino de algodón que enroscará entre sus dedos y sujetará con sus dientes. Primero depilará la zona de las cejas definiéndolas y eliminando el vello más fino que casi no se ve pero en cambio puede llegar a hacer sombras en nuestro rostro muy antiestéticas. Seguidamente, elige la zona donde hay vello, coloca el hilo y con suavidad tira de él eliminado de una forma rápida e indolora todo el vello sin causar ningún tipo de rojeces ni alergias. Esculpe las cejas, las define y les da una apariencia mucho más dulce y menos poblada.

A continuación, la profesional pasará a depilar las zonas de las patillas, donde nace gran cantidad de vello antiestético. Las zonas del bigote son las más demandadas, ya que la depilación con hilo es casi indolora, es mucho más rápida y precisa que las pinzas o la cera. Y para terminar, eliminamos el vello que pueda haber en la zona de las mejillas, por debajo de los ojos, en la frente y en la barbilla. Zonas en las que nace vello muy fino pero que puede provocar sombras que afean nuestro rostro.

Una vez eliminado el vello, se repasa la zona de las cejas, peinándolas y cortando los pelitos que puedan quedar más largos. Se unifica e igualan las cejas. Por último, se aplica un aceite calmante y relajante para evitar cualquier rojez insospechada y darle al rostro una dosis extra de hidratación. El resultado no puede ser más perfecto, un rostro perfecto sin vello y unas cejas esculpidas y perfectamente definidas. Si pruebas la depilación con hilo te sorprenderá y lo mejor de todo dirás adiós a métodos tan tradicionales e incómodos como la cera y las pinzas.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *