Cuidados para las extensiones de cabello natural


Las extensiones de cabello natural nos permiten lucir una preciosa y larga melena que a menudo resulta difícil de conseguir con nuestro propio pelo. Pero mantener unas extensiones bonitas no es tan fácil como el simple hecho de ponerlas, pues del mismo modo que el cabello natural requieren unos cuidados básicos.

Si las extensiones ya son parte de tu melena, ¿por qué no cuidarlas como al resto? Toma nota de estos consejos y lograrás mantenerlas más bellas durante más tiempo.

Para lavarte el pelo necesitarás champús y acondicionadores suaves y neutros, una de las bases para mantener un pelo sano. Cuando pases a la acción evita la tradicional técnica de remover el cabello de aquí hacia allá frotando a la vez las puntas con el cuero cabelludo; lo mejor es lavar el pelo como si estuvieras peinándolo con los dedos para evitar los enredos.

En este sentido existen también otros trucos para evitarlos: algunos de ellos son mojar el pelo gradualmente sin someterlo a la fuerza y la presión del agua o evitar lavar el cabello con la cabeza hacia abajo.

Si aún así se tienes que desenredarlo tras la ducha, hazlo preferiblemente dividiendo el cabello en dos partes (raíces y largos) y tomando cada mechón firmemente para peinarlo y no dar tirones innecesarios.

A la hora de arreglarlo con la plancha y el secador debes andarte con cuidado, pues si las extensiones van unidas a tu cabello natural con keratina o por adhesivos un calor excesivo podría derretirlos. Además, si desprenden mucho calor podrían encrespar el cabello (natural y extensiones) dándole un aspecto envejecido y maltratado.

Por último, procura visitar a tu peluquero mensualmente para que él mismo analice tu caso, reponga las extensiones que hayas ido perdiendo y te asesore sobre el deterioro de las que todavía tienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *