Consejos para conservar el perfume en su frasco


El perfume es un aliado más dentro de nuestros trucos de belleza. Por este motivo es importante elegir el más adecuado y saber sacarle el mayor partido. Del mismo modo, conservar el buen estado de su aroma depende en gran medida de los cuidados que tengamos con el correcto uso del frasco, así como su adecuada ubicación. A la hora de adquirir un perfume también hay que tener en cuenta el tamaño que hemos de comprar.

Por lo general, los precios disminuyen en proporción cuanto más grande sea el frasco, pero no por ello debemos lanzarnos solamente al ahorro ya que si no es tu fragancia de uso diario, es conveniente que te hagas con tallas más pequeñas y así terminarás su contenido habiendo mantenido toda la esencia. También es muy importante que le busques un lugar que sea fresco y que nunca reciba la luz directa del sol.

El calor es un gran enemigo de los perfumes y modifica su aroma. El movimiento tampoco favorece nada el buen estado de un perfume, por eso nunca debes agitarlo ni tampoco conviene que lo lleves normalmente en el bolso. En este sentido, lo ideal es que te hagas con un pequeño pulverizador de bolso y que traspases en él una pequeña cantidad con la que poder retocarte, no es necesario que lo llenes del todo.

Acuérdate de que en fechas especiales como la campaña de Navidad y del Día de la madre, la mayoría de marcas de perfume sacan prácticos estuches donde suele venir de regalo una mini-talla para el bolso. Esta es una ocasión estupenda para hacerte con el que utilizas normalmente, pero si no fuera tu caso, existen dispensadores vacíos a la venta en perfumerías y centros comerciales. Por último, no olvides que los perfumes se evaporan, por ello es conveniente que siempre lo mantengas cerrado correctamente y que lo abras el menor número de veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *