Consecuencias de no limpiar brochas ni pinceles de maquillaje

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

lavar-pinceles
Cada vez son menos las mujeres que aplican sus productos de maquillaje con las manos o con las esponjas que vienen incluidas en algunos cosméticos, y más las que apuestan por pinceles y brochas de maquillaje profesionales. Sin embargo, muchas no son conscientes de que no sirve de nada utilizar este tipo de herramientas si no se usan de manera adecuada.

Es importante que tengas en cuenta que el aceite de la piel se va acumulando en las brochas y pinceles. Además, dependiendo de donde los guardes, también pueden llenarse de bacterias desagradables. Para convencerte de la importancia de lavar estos utensilios a menudo, hoy vamos a contarte cuáles son las consecuencias de no hacerlo. ¿Te gustaría acompañarnos?

Problemas en la piel

En primer lugar, debes tener en cuenta que al no lavar tus pinceles puedes correr el riesgo de sufrir acné, ya que las bacterias, los residuos o la acumulación de petróleo que pueden quedar en las brochas tras su uso continuado, pueden provocar el desarrollo de los puntos negros. Por mucho que te laves la cara cada día, sino limpias tus brochas y pinceles, no lograrás una piel sana. Además, debes saber que si los cepillos están sucios y aceitosos también puedes sufrir irritación en tu piel si ésta es sensible.

lavar-pinceles1

Problemas de salud

Aunque no es lo más habitual, debes tener en cuenta que si no lavas tus brochas y pinceles puedes correr el riesgo de contagiare de algún virus, Y es que estos pueden vivir durante largos periodos en estas herramientas, especialmente el del resfriado común y el del herpes labial. Además, puedes sufrir otros problemas de salud provocados por bacterias, que también pueden vivir largos periodos en los pinceles y brochas.

Brochas y pinceles rotos

Por último, queremos comentar que, si no cuidas tus herramientas de maquillaje, éstas durarán menos de lo previsto, ya que las cerdas pueden caerse o partirse.

Artículo relacionado: Cómo lavar las brochas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *