Cómo mantener el olor del perfume más tiempo


El olor es una de las principales marcas de identidad de cualquiera de nosotros, y es que resulta muy fácil establecer una relación entre un determinado perfume y una persona.

Desgraciadamente, y aunque nos aseguramos de salir de casa siempre impregnadas en nuestro aroma habitual, el paso de las horas hace que éste desaparezca dejando apenas un ligero rastro de lo que fue al principio.

Para algunas la solución es llevar siempre encima el frasco de colonia e ir renovándolo cada cierto tiempo, algo que no es práctico y, como comprobarás ahora, tampoco necesario.

Presta atención a estos prácticos consejos y conseguirás que tu perfume resista más horas en tu piel… ¡Para estar siempre perfumada!

– Perfuma el cuerpo tal y como salgas de la ducha y ya antes de vestirte, pues a medida que tu piel absorbe el agua hará lo mismo con tu perfume.

– Aplícalo en aquellas zonas en las que la circulación sanguínea es más fuerte o, para entendernos, las zonas de palpitación: Son especialmente las muñecas, el cuello (bajo las orejas), el pecho o la parte posterior rodillas, partes del cuerpo que desprenden más calor y que por tanto potencian las fragancias.

– Recuerda que debes centrarte en las zonas clave comentadas, pues el perfume no puede aplicarse por donde nos venga en gana: evita utilizarlo sobre la ropa (que cogerá más olores a lo largo del día) o sobre el cabello, pues podría resultar muy perjudicado dada su fragilidad.

– La forma de aplicación es también importante, y es que no es lo mismo centrar el olor en puntos muy determinados y cerrados que hacerlo a una distancia prudencial. Lo mejor es escoger siempre perfumes con spray y aplicarlos a una distancia de unos 30 centímetros para una mejor distribución.

¿Conoces algunos trucos para conseguirlo? ¡Compártelos con nuestras lectoras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *