Cirugía para las ojeras


Llevar un mal ritmo de sueño, el estrés, la alimentación y la maldita genética puede hacer que aparezcan las temibles ojeras en la cara. Desgraciadamente, es prácticamente imposible hacerlas desaparecer, ni si quiera con el más sofisticado maquillaje.

Las ojeras son manchas que aparecen en la base del parpado inferior. Se trata de venas bajo la piel de alrededor de los ojos, que aparecen con mucha facilidad al encontrarse en una zona con la piel muy delgada.

Por desgracia, las ojeras son uno de los puntos débiles de la medicina estética. Ni si quiera los peeling faciales ni las más caras de las cremas son capaces de acabar con ellas.

Una de las técnicas que más efecto puede tener para combatir las ojeras es la de reconstruir esa zona del rostro por medio de un relleno interno de colágeno. Esto resulta más exitoso que el uso de las cremas hidratantes con la misma propiedad, ya que estas solo consiguen aplicar la sustancia superficialmente y no consiguen grandes efectos.

Sin embargo, con esto no se soluciona del todo el problema ya que no se elimina el color. Por eso, otra opción para quitarnos las ojeras es usar una técnica láser, aunque tampoco las llega a eliminar definitivamente. Se utilizan diferentes tipos de láser dependiendo del color de la piel, lo que determinará cual proporciona una mejor absorción. Después de la operación, el tiempo de recuperación puede ser hasta de ocho semanas.

En algunos casos, sería posible utilizar las dos técnicas y conseguir un resultado casi perfecto, pero es necesario consultarlo con diferentes especialistas para tener varias opiniones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *