Básicos de belleza para mantenerte joven


Por mucho que intentes evitarlo el paso de los años ya comienza a notarse en tu rostro, en tu cuerpo y hasta en tu cabello, y es que ni en el sentido estético ni en el personal eres ya la niña de hace 15 años.

No obstante, mantenerte mejor o peor está solamente en tus manos… Los cuidados diarios, los tratamientos y unos buenos hábitos alimenticios, por ejemplo, pueden ayudarte a conseguirlo.

Rutina diaria: Puede que en tu adolescencia o juventud vivieses muy feliz sin apenas cuidar tu piel, pero los años no pasan en vano y unos malos hábitos diarios de belleza realmente se notarán sobre tu cutis y tu cuerpo. Desmaquíllate siempre antes de acostarte, aplica cremas específicas para tu tipo de piel e hidrata tu cuerpo al menos una vez al día (después de la ducha o antes de acostarte) con un aceite corporal o una hidratante.

Tratamientos puntuales: No nos referimos a que te sometas a intervenciones o tratamientos estéticos, sino a que te acostumbres a mimar un poco tu piel ayudándola a renovarse y mantener el buen aspecto con peelings y tratamientos exfoliantes en tu propia casa o en tu centro de estética. Más que de dinero, es cuestión de interés y dedicación.

Protege tu piel: Utiliza protectores solares siempre que te expongas al sol, pues es un claro factor que promueve las arrugas, manchas y el envejecimiento prematuro de la piel; esto no quiere decir ponerte crema cuando vas a la playa, sino también desde el mismo momento que sales a la calle (además hay incluso maquillajes con protección). Olvídate por completo de las cabinas de rayos UVA.

Cabello: Como ocurre con la piel, el cabello también va envejeciendo a medida que lo hacemos nosotras mismas, más aún si a esto le sumamos el abuso de productos que dañan su salud (como los ingredientes químicos de los tintes). Cambia tintes por mechas, protege tu cabello del sol con sprays de protección y mantenlo siempre hidratado con el uso de mascarillas.

Errores: Infórmate de los errores que te hacen parecer más mayor y evítalos en la medida de lo posible. Unas cejas demasiado finas, un exceso de maquillaje o la falta de cuidados específicos pueden tener más efectos sobre tu imagen de los que creías.

Deporte: Además de realizar deporte de forma habitual para mantener tu cuerpo en forma también puedes llevar a cabo ejercicios de gimnasia facial para favorecer la elasticidad y el correcto mantenimiento de tu rostro.

1 comentario

  1. Me gusta todos los consejos que publican. Los sigo…Traten de colocar tratamientos con productos que funcionen pero de rango inferior en precios. Soy maquilladora y algo más…¿Qué página, profesional, tutorial o artículos me sugieren como perfeccionamiento? Les agradezco si pueden ayudarme. ¡Que Dios les brinde sabiduría!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *