Yesoterapia: remodelar el cuerpo con yeso lipolítico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En el mundo de la estética se realizan multitud de terapias destinadas a mejorar el aspecto de la piel y de la silueta. Un campo que cada vez abarca más spas y centros de belleza, que ven aumentar los materiales que utilizan para llevar a cabo multitud de estas técnicas, como la maderoterapia, chocolaterapia, o aromaterapia, entre otras. Hoy hablaremos de la yesoterapia, una técnica que emplea yeso lipolítico para remodelar el cuerpo.

La yesoterapia es un tratamiento adelgazante que se utiliza para disminuir el volumen de zonas específicas del cuerpo, a la vez que también actúa combatiendo celultitis, estrías y flacidez. Este yeso de uso estético está impregnado con componentes como algas, arcilla, centella asiática, colágeno, elastina, enzimas, minerales, proteínas y sal marina que son los encargados de contribuir en los resultados eficaces del tratamiento. En un principio, ninguno de estos componentes debería causar efectos secundarios.


Gracias a su acción reafirmante, anticelulítica y reductora, el yeso lipolítico te ayudará a remodelar y mejorar partes de tu cuerpo como la papada, brazos, abdomen, muslos, caderas y glúteos. En el momento de su colección conviene contraer ligeramente la musculatura, ya que esa presión también es necesaria durante el tiempo que dura la exposición. Una vez completada la zona a tratar, se expondrá durante media hora a una máquina de calor en seco.

Estos equipos contribuyen en gran medida a potenciar los efectos del yeso, ya que favorecen que los componentes impregnados lleguen a capas más profundas de la piel. La forma de retirarlo es muy sencilla, ya que una pequeña incisión en uno de los extremos será suficiente para romper el molde, tal y como ocurre con la escayola de las fracturas de huesos. Un tratamiento completo conlleva unas 10 sesiones, con una periodicidad de 3 veces por semana, más o menos.

Piel,
>

También te puede interesar...

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *