Trucos para maquillarse según la forma de la cara


Cada persona debe maquillarse de forma diferente, de eso depende según la forma de tu cara. No es lo mismo tener la cara redonda que cuadrada o alargada. El truco consiste en armonizar el rostro disimulando los rasgos más marcados y potenciando los más bellos.

Si tienes el rostro redondo seguramente tendrás las mejillas gorditas y la frente ancha. En este caso tienes que maquillarte de forma que consigas un efecto de alargamiento en tu cara. Esto se puede conseguir usando una base del mismo color que tu piel. Seguidamente aplica una base de polvos un poco más oscuros en la zona de la sien, en la mandíbula inferior y a ambos lados de la cara. Para conseguir un aspecto perfecto, intenta difuminarlo muy bien para conseguir un aspecto todavía más natural. Finalmente, aplica un poco de colorete en tonos tierra en la zona exterior de los pómulos.

Si por el contrario tienes el rostro alargado, debes buscar un efecto óptico de horizontalidad. Para conseguirlo, intenta alargar al máximo las cejas, pero bien perfiladas y poco pobladas. Cuando vayas a utilizar la sombra de ojos, aplícatela también en horizontal. El colorete te lo debes aplicar desde las mejillas hacia las sienes. Para rematar, usa para la barbilla una base en color marrón.

Para las mujeres con un rostro triangular, lo ideal es dulcificar y suavizar los rasgos que suelen ser muy marcados. Utiliza iluminador en ambos lados de la frente para que la mandíbula no se vea tan estrecha. Con un tono de maquillaje algo más oscuro, aplica en la mitad superior de la frente para conseguir un efecto más armónico en tus facciones. Busca siempre un maquillaje natural y apuesta siempre por colores más claros que los de la base de maquillaje para los pómulos.

El rostro cuadrado posee rasgos más marcados. Para disimularlos, utiliza una base de maquillaje oscura pero es importante que quede bien difuminada. A continuación, intenta usar iluminador en el centro de la frente y sobre el mentón. Si prefieres optar por el colorete, aplícalo de forma triangular, comenzando por las sienes y acabando debajo de las mejillas.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *