Soluciones a los codos secos


Los hemos tenido escondidos durante todo el invierno pero pronto volverán a ver la luz, así que es importante que estén en las mejores condiciones posibles. Nos referimos a los codos, que son las zonas del brazo con la piel más gruesa y donde se acumula más melanina, Por eso, los codos puedes resecarse si no se hidratan bien.

El frío y el viento, el paso del tiempo o el roce continuado con las mesas cuando apoyamos los brazos también hacen a los codos especialmente sensibles. Por eso, es importante extremar los cuidados todos los días del año. Aun así, no debes preocuparte si los has descuidado un poco, todavía estás a tiempo de devolverles la suavidad que necesitan antes de la llegada del buen tiempo.

Exfoliación

El primer paso para olvidarte de los codos secos es la exfoliación para retirar las células muertas. Para este fin, la piedra pómez es demasiado agresiva, así que es más recomendable usar un gel de ducha exfoliante o un guante de crin. Eso sí, procura hacerlo de manera delicada durante la ducha y no olvides aclarar bien la zona para retirar del todo las células muertas.

Medio limón

El siguiente paso es coger la mitad de un limón y frotarlo sobre los dos codos. Con esta fruta no solo conseguirás un efecto exfoliante, sino que lograrás aclarar la piel de la zona, ya que contiene una gran concentración de ácido cítrico.

Hidratación

Por último, es importante hidratar la zona. Ten en cuenta que se trata de una zona muy necesitada y que absorberá rápido cualquier crema. Por eso, puedes aplicar un poco de aceite y mantenerlo durante un tiempo hasta que se absorba. Después, ponte una crema hidratante que sea muy untosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *