Secretos de belleza de Elle Macpherson


Elle Macpherson es una de las modelos más importantes de la década de los 80, una época que fue una auténtica revolución en el mundo de la moda a nivel mundial, cuyas otras protagonistas fueron Naomi Campbell, Cindy Crawford, Linda Evangelista y Claudia Schiffer. Un éxito que no fue pasajero para ninguna de ellas, ya que siguen estando en activo, aunque de una manera menos presencial en pasarelas.

Su escultural figura la hizo merecedora del apodo “El Cuerpo”; un físico espectacular que aún conserva a día de hoy, cuando está a punto de cumplir los 50 años. ¿Las claves? Pues acaba de desvelárselas al mundo entero, aunque siempre pone por delante que es muy consciente de que goza de una herencia genética envidiable. Pero veamos cuáles son esos truquitos que quiso compartir con todas nosotras.

Exfoliación, exfoliación y exfoliación

Me encanta que Elle Macpherson haya gritado a los cuatro vientos que la exfoliación es su rutina de belleza favorita e imprescindible, ya que es algo en lo que yo siempre hago bastante hincapié y no todo el mundo realiza habitualmente. La supermodelo dice que se exfolia el cuerpo entero desde los pies hasta la cabeza, refiriéndose a cuello y cara.

A continuación se pone un montón de crema hidratante, se viste y se dedica unos minutos a la meditación. Cabe destacar que la hidratación es (junto con la exfoliación) el otro pilar básico para tener una piel en perfectas condiciones.

Otros trucos

Para mantenerse en forma, la top australiana practica deportes como el ciclismo, el esquí o el paddle surf. Y en cuanto a la alimentación, es de las pocas que reconoce que controla lo que come, reconociendo que en ocasiones sigue alguna dieta, y que por lo general está bastante pendiente de las comidas.

Sigue siendo El Cuerpo


Hace casi 20 años, Elle Macpherson protagonizó uno de sus posados más sexys, fue en la revista Playboy en mayo del 94, en donde vestía únicamente unas medias negras. Este verano, esa escena ha sido recreada para Harper’s Bazar, dejando muy claro que por algo le han llamado y le siguen llamando “El Cuerpo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *