Remedios naturales contra la caspa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La caspa es un problema, una tortura mejor dicho, que afecta a muchísimas personas y que estropea la imagen de tu cabello y de tu look completo ya que suele manchar la ropa que llevas puesta con esas caspitas blancas tan feas. Hay muchísimos productos cosméticos para combatirla, muchos de ellos a un precio elevado, así que si no puedes comprarlos no te preocupes porque te traigo unos cuantos remedios naturales para que puedas librarte de ella:

Semillas de alholva: Es uno de los tratamientos contra la caspa más importantes ya que se aplica durante el lavado y lo enjuagas, así que no te queda ningún olor. Para hacerlo, deja a remojo en agua dos cucharadas con las semillas durante toda una noche. Al día siguiente machácalas con un mortero hasta que te quede una mezcla cremosa. Debes aplicártela en el cuero cabelludo y dejar que repose durante media hora, todo esto antes de lavarte la cabeza para después aclararlo con un champú que sea suave y esté hecho a base de coco.

Remolacha: También es muy efectiva, ya sea blanca o roja, aunque es mejor que sea blanca para que tu cabello no se quede con algo de color morado. Debes hervir las tapas y raíces limpias en medio litro de agua hasta que estén blanditas. Déjalo enfriar y aplícatelo con suaves masajes todas las noches, impregnando bien el cuero cabelludo.

Sábila o Aloe Vera: Es el más efectivo si tu problema de caspa es bastante grabe. Evita picores gracias a su acción inmediata, algo estupendo ya que cuando aparecen estos picores se genera más caspa y grasa en el cuero cabelludo. El aloe vera tiene efecto desinflamante, así que consigue cicatrizar las heridas que causa el escozor y que corres el riesgo de que se infecten. Para hacer esta solución debes cortar el aloe vera la noche anterior y dejar a remojo hasta por la mañana que ya habrá eliminado todo el yodo, aunque es más fiable si lo dejas dos días ya que te aseguras de que lo elimine todo. Cuando esté, pela la cáscara y las púas y aplícala directamente sobre el cuero cabelludo masajeando levemente. Déjalo secar y péinate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *