Prevenir el cabello graso


Tener un pelo bonito y brillante es casi una misión imposible para numerosas mujeres, dado que sufren problemas de grasa. Este problema tan antiestético suele tener su origen en un exceso de sebo en el cuero cabelludo, pero también es verdad que hay una serie de vicios y cuidados que nos pueden ayudar a añadir o disminuir dicha seborrea. Existen diferentes productos de un gran número de marcas que pueden mitigar esa grasa, pero tampoco debes abusar de ellos.

En primer lugar es imprescindible comprobar y detectar si tu pelo es graso, ya que a veces es sólo el resultado de un mal lavado y aclarado. Podrás detectarlo si notas que las raíces están brillantes y pegadas al cuero cabelludo al día siguiente de lavar la cabeza. Es posible que notes picores en el cuero cabelludo, que incluso puede mostrar rojeces. Este tipo de cabello es más bien fino, poco abundante y casi no tiene volumen. Si notas que tienes todos estos síntomas, posiblemente te encuentres ante un caso de pelo graso.

A la hora de combatir la grasa en el pelo hay que utilizar tratamientos específicos y evitar el uso de otros. Puedes usar mascarillas capilares absorbentes, que se aplican cada quince días y ayudan a controlar la producción de sebo. También existen lociones seborreguladoras que frenan la formación de grasa, así como otras regeneradoras que contienen vitaminas, minerales, y aminoácidos azufrados. En cualquier caso, debes ir alternando estos productos, porque su uso simultáneo daña el pelo y deja indefenso el cuero cabelludo.

Como medidas preventivas, hay que evitar el uso de champús en polvo, y productos de fijación del tipo gominas, cera, etc., porque tienden a obstruir los folículos. Del mismo modo, si tu pelo es fino y graso conviene que utilices acondicionadores sin aclarado y solo en las puntas. Por último, evita tocarte el pelo constantemente. Olvida los manotazos de lado a lado o el hacerte retorciditos con los dedos continuamente, eso ensucia el pelo rápidamente y también hace que se rompa con facilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *