Plan de acción para proteger la piel del frío


Cada vez va quedando menos para que lleguen los duros días de invierno y ya hemos podido comprobar las primeras bajadas drásticas de las temperaturas, algo que también afecta a la piel: sequedad, tirantez, pérdida de luminosidad, aparición de rojeces…

Aunque muchas no sean conscientes, la época del año en la que la piel pierde más agua es el invierno, provocando la pérdida de elasticidad y, por tanto, las arrugas. En algunos casos, pueden aparecer descamaciones por el exceso de deshidratación o incluso rojeces en las mejillas provocadas por la alteración de las paredes de los capilares debido a los cambios bruscos de temperatura. Por eso, con el cambio de temperatura también tienen que cambiar los cuidados faciales diarios, que a partir de ahora deberán estar destinados a proteger la barrera natural de hidratación.

Limpieza diaria

Lo mejor en estas fechas es limpiar la piel dos veces al día: por la mañana para eliminar el sudor, grasa, células muertas y restos de cosméticos; por la noche para retirar el maquillaje, el polvo, la contaminación, los restos de cosméticos y de impurezas.

Limpiadores suaves

Por otro lado, deberás utilizar un limpiador suave, sin jabón. También es importante utilizar cosméticos limpiadores con un pH ácido eudérmico, entre 5 y 5,5 y evitar los de pH neutro. Después tendrás que retirar el cosmético limpiador con una toalla ligeramente humedecida.

Tónicos y otros cosméticos

También es aconsejable utilizar un tónico sin alcohol entre la limpieza y la aplicación de los productos de tratamiento. Por otro lado, es muy importante aplicar una mayor cantidad de crema hidratante, sobre todo si se tiene la piel muy seca. Además, es aconsejable utilizar un producto para el contorno de ojos en invierno, ya que la piel en esta zona es más fina y, por tanto, susceptible a la deshidratación. Por último, tendrás que acudir a cosméticos regeneradores, que deberán aplicarse antes de acostarse, y proteger la piel de los rayos UV aunque no haya sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *