Mascarillas caseras para el cuello


Además de nuestro rostro, debemos cuidar otras partes del cuerpo, entre ellas el cuello, ya que es una zona que evidencia los signos de envejecimiento tanto por la delicadeza del tipo de piel, como por la exposición constante a los rayos solares.

Hoy te muestro 3 mascarillas caseras que podrás aplicar en esta zona, las cuales puedes hacer en cantidades mayores y aprovechar para ponerlas también en el escote.

Mascarilla de yogur

Esta mascarilla está indicada para combatir la flacidez, y para elaborarla necesitarás 3 cucharadas de yogur natural, 1 de miel, otra de aceite de oliva, y una cápsula de vitamina E. Pon en un recipiente el yogur y añádele la miel y el aceite, mezcla todo y termina incorporando la cápsula vitamínica. Remueve bien para conseguir una pasta homogénea y aplícatela en el cuello. Deja que actúe un cuarto de hora y retírala con agua fresca.

Mascarilla de aloe vera

Una mascarilla con la que podrás mejorar el aspecto de tu cuello gracias a los efectos reparadores del aloe vera. Para su elaboración necesitarás 2 tallos de aloe vera, 1 cucharada de miel, 1 clara de huevo, y un par de hojas de orégano fresco. Para preparar la mascarilla tienes que extraer la pulpa del aloe, ponerla en el vaso de la batidora y añadirle el resto de ingredientes. Bate todo, aunque no es necesario que la clara llegue a montarse. Aplícala en el cuello y deja que actúe unos 20 minutos, después retírala con agua fría.

Mascarilla de frutas

En la naturaleza podemos encontrar ingredientes antioxidantes y consumirlos en la dieta o utilizarlos para preparar mascarillas caseras. En el caso de hoy veremos una muy sencilla que podrás hacer con una pera, una manzana, unas gotitas de limón, y un par de cucharadas de miel. La fruta debe estar madura, ya que después de quitarle la piel y las semillas deberás aplastarla hasta conseguir la textura de un puré. Añádele las gotitas de limón para que no se oxide, y completa la mezcla con la miel. Déjala actuar en el cuello 15 minutos y retírala con agua fría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *