Mascarillas caseras antiencrespamiento


Los productos naturales son a menudo la mejor manera de encontrar solución a algunos de los problemas de belleza con los que nos topamos habitualmente y que pueden ser combatidos de la forma más natural y sin necesidad de gastar más de la cuenta.

El cabello seco y castigado por los malos hábitos o la falta de cuidados es uno de los problemas susceptibles de ser tratados por esas mascarillas caseras de la abuela…

Si quieres aprender a combatir ese frizz que a pesar de todos tus esfuerzos deja tu cabello completamente estropeado y sin vida toma nota de las siguientes recetas caseras y ponte manos a la obra en cuanto puedas.

Aceite de oliva: Caliéntalo al baño maría (templadito pero sin quemar) y extiéndelo suavemente por el cabello dejándolo reposar después durante media hora envuelto con la toalla. Transcurrido este tiempo ya podrás lavarlo como habitualmente.


Aceite de almendra dulce: Haz una mezcla a base de este aceite junto con un poco de miel fundida, extiéndela sobre el cabello cubriéndola con una toalla calentita y luego deja que sus efectos actúen sobre el cabello media hora. Después sencillamente aclárate el pelo.

Frutal: Esta mascarilla se hace a base de la rayadura de medio platano y medio aguacate mezclado con una yema de huevo y un poquito de aceite de oliva (una cucharadita). Moja el cabello y extiende la crema mediante suaves masajes desde la raíz hasta las puntas y haciendo especial hincapié en la zona del cuero cabelludo; luego cubre el cabello con un gorrito durante 45 minutos aproximadamente y finalmente enjuaga. Si la haces semanalmente, pronto notarás los resultados.

Complementa esto con algunos cuidados y buenos hábitos para el cabello encrespado y en unas semanas notarás la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *