Maquillar los ojos con sombras azules


Llega la primavera y con ella vuelven los looks más estivales, los colores alegres y las nuevas tendencias. Estas tres características se unen en un solo color: El azul, uno de los colores de tendencia para una temporada primavera-verano 2011 en la que los looks marineros y denim se ponen a la orden del día.

No importa cuál sea el color de tus ojos, pues bien al contrario de lo que la mayoría podría pensar los ojos azules son los que menos favorecidos se ven por este color. Por eso si los tienes castaños, verdes u oscuros no puedes perder más el tiempo… ¡Atrévete a innovar!

Aquí te dejamos una buena técnica para conseguir una mirada llena de vida y color:


Comienza por la preparación de la zona del ojo, tanto de los párpados como de sus contornos. Para conseguir una buena base para el maquillaje necesitarás como siempre utilizar pre-bases, correctores, iluminadores y polvos compactos.

Una vez hayas completado el primer paso debes ponerte manos a la obra con las sombras: Debes hacerte con un mínimo de dos o tres sombras de distintas intensidades (clara, intermedia y gris, azul oscuro o metálico) para poder jugar con los contrastes.

Aplica las sombras más claritas sobre todo el ojo, haciendo especial hincapié en el párpado superior que es la que no llevará más sombras. Ahora da color a toda la cuenca del ojo con la sombra intermedia y especialmente en la zona del lagrimal para crear un contraste visible entre las dos partes diferenciadas.

Por último, con la sombra más oscura es con la que jugarás a dar más contraste y forma a la mirada: Utilízala muy bien difuminada en la zona donde se unen los dos azules y difumínala también de forma ascendente en dirección a las sienes.

Puedes atreverte a perfilar con un lápiz azul la línea de las pestañas superiores e inferiores para destacar todavía más el color que has utilizado. Ya que nos atrevemos a innovar, ¡que se note!

Acaba el maquillaje con un buen rimmel en color negro, pues tanto azul podría resultar recargante además de poco elegante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *