Maquillaje en cinco minutos


Cada mañana suena el despertador, cuesta levantarse de la cama, pero cuando lo conseguimos tenemos tanta prisa por llegar al trabajo que apenas nos queda tiempo para arreglarte y maquillarte. No te preocupes, tenemos la solución. Aprende a maquillarte en cinco minutos. ¡No necesitas más para estar guapa!

Para comenzar coge una base de maquillaje que combine con tu tipo y tono de piel, un lápiz de ojos, una sombra clara y otra más oscurita, un corrector, lápiz labial, brillo, colorete y rizador de pestañas. Ya estás lista para maquillarte de forma casi profesional.

El primer paso es aplicar una capa fina de base de maquillaje del color más parecido a tu tono de piel y textura. Procura que sea la que mejor se adapte a ti, puede ser líquida, crema o polvos. Para la aplicación de la base usa una esponja especial de maquillaje o directamente con tus dedos.

En el caso de que veas un poco de ojeras, échate un poquito de corrector sobre ellas para disimularlas. A continuación riza tus pestañas con el rizador de forma que parezcan más largas y con mayor volumen. Luego aplica una sombra de un tono claro sobre el parpado del ojo y debajo la ceja, con esto conseguimos realzar la mirada y ganar profundidad.

El siguiente paso es poner sombra color café o de otro color que tú elijas sobre el párpado móvil. Si tienes tiempo coge el lápiz de ojos (eyeliner) para marcar el párpado superior y la mitad exterior del inferior. Para que el rostro tenga un poco de brillo, échate un colorete rosado en las mejillas. Termina con el lápiz labial del color preferido que no sea muy intenso y brillo en los labios.

Con todo esto estarás lista para salir a la calle. Quizás los primeros días tardes un poco de tiempo, pero con la práctica se puede conseguir hacer en tan sólo un par de minutos. Finalmente, recuerda que es muy importante mantener las cejas bien delineadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *